Hotel
19ºC/66,2ºF
Porto -

Vila Galé Porto Ribeira

UN HOTEL DE ENCANTO

QUE REPOSA EN EL DUERO

A pocos minutos del centro histórico y de las principales atracciones turísticas, pero también de Lordelo do Ouro, una pintoresca zona de pescadores, Vila Galé Porto Ribeira es un hotel de encanto que resulta de la rehabilitación de cuatro edificios en la zona de Cais das Pedras (Muelle de las Piedras), próxima de la Aduana de Porto y a cerca de 10 kilómetros del aeropuerto Carneiro.

Teniendo como tema la pintura, este hotel en Porto se irgue mismo enfrente al Duero, con una vista privilegiada al río. Totalmente integrado en la realidad urbanística de Cais das Pedras (Muelle de las Piedras), saca partido de la proximidad con la zona ribereña de Porto. La recepción y lobby del hotel mantienen una fuerte relación con el río, al permitir que los clientes disfruten de la vista. Algunas habitaciones, van a tener el Duero como escenario.

Además de su ubicación, Vila Galé Porto Ribeira tiene aún un concepto diferenciador. Es un hotel paper free (sin papel), o sea, funciona prácticamente sin recurso al papel, sustituido por el uso de dispositivos móviles e internet. Por ejemplo, el check in se hace en tablets, que permiten también consultar precios, conocer promociones o rellenar los cuestionarios de satisfacción. En las habitaciones, la información que habitualmente está disponible en papel pasa a presentarse en la tele, en un portal con contenidos exclusivos. Todos los menús están online y pueden consultarse en el smartphone.

Durante su estancia en este hotel en Porto aproveche para pasear por la trendy, cool, hospitalaria y castiza ciudad de Porto, la segunda mayor de Portugal. Famosa por el colorido de la zona ribereña, clasificada como patrimonio mundial de la Humanidad por UNESCO, con sus estrechos y acogedores edificios junto al río Duero. Pero también conocida por la modernidad de Serralves y de Casa da Música. Y por la animación de las Galerías de París o de la Calle Miguel Bombarda, donde se ubican múltiples galerías de arte y tiendas con las últimas tendencias de la moda. En Foz, cuando el Duero se encuentra con Atlántico, la zona de la marginal es ideal para quienes les gusta el sol, el mar y la playa, extendiéndose hasta Matosinhos, el paraíso para los que aprecian el pescado fresco y el marisco.

La tradición del vino de Porto, los barcos Rabelos, las bodegas en Gaia, en el otro margen, las animadas calles Santa Catarina, de Cedofeita, en los Aliados son otros de los atractivos.